• Georgette Salame Jalil

FASHION TIPS CUANDO NO TIENES ÁNIMOS DE VESTIRTE




Hay días en los que el ánimo decae y no tenemos ganas de absolutamente nada. Tu vida está en constante cambio, realizas actividades diferentes, entornos, cambian tus necesidades para con la ropa y en todo este proceso tu cuerpo también va cambiando. La tarea de verte bien se va complicando por momentos.


Se interpreta como algo superficial o vanidoso el tema de arreglarnos, pero no hay nada más lejos de la realidad. La ropa se ha convertido en una herramienta fundamental para transformar nuestro ánimo y nuestra imagen.


PARA LAS NEW MOMS:

Ten paciencia y recuerda que estuviste nueve meses esperando a tu bebé y tu cuerpo demoró todo ese tiempo en adaptarse, por lo que también demorará un poco en volver a como era antes. No tienes nada que ocultar, así que usa ropa que te quede cómoda y que no te quede tallas más grande. Los colores oscuros son tu mejor aliado, ya que te permiten mantener tu silueta y evitan llamar la atención donde no quieres. Si te sientes bien por dentro y por fuera podrás disfrutar al máximo la llegada de tu bebé y te dará ánimo.


PARA UN NUEVO TRABAJO/EMPRENDIMIENTO:

Hay días en los que, por el motivo que sea, no nos encontramos especialmente motivados para enfrentarnos a esos retos que nos depara la rutina diaria. Existen causas externas que están atacando directamente a nuestra motivación personal y que les impiden seguir al pie del cañón. Lo que usas, es lo que expresas. Expresa poder y confianza a tu manera creativa. Trajes que reflejen poder, tejidos estructurados y colores atrevidos.


PARA LAS EMBARAZADAS:

¡Comodidad por encima de todo! Los vestidos, las zapatillas, los tejidos suaves y elásticos son tus MEJORES AMIGOS. Es el momento de mimarte.


UN ROMPIMIENTO:

En este escenario para algunas personas es difícil pensar en otra cosa y peor aún vestirse, comprar o combinar ropa. Sufrirás algunos cambios rutinarios después de una ruptura y un cambio de look nunca viene mal en estos casos. Hacer un cambio de guardarropa es cansado porque tu cuarto termina hecho un desastre, pero el primer paso es separar la ropa en secciones: A) la que obvio se queda, B) la que vas a donar, C) la que se queda en “ya veremos” y E) la de valor sentimental que nunca vas a regalar. Seamos honestas, las relaciones consumen tiempo y dinero. Ahora que tendrás dinero y tiempo extra haz una lista de compras de prendas básicas, de esas que nunca pasan de moda y que te durarán años. Como por ejemplo, camisas blancas, falda lápiz, jeans, jumper, chaqueta de cuero, etcétera. Ponte tu mejor ropa para ti, para nadie más. Prueba COSAS NUEVAS que nunca hayas probado antes y explora contigo mismo.


TE INDEPENDIZASTE RECIENTEMENTE:

Empiezas a pagar las facturas. Sé creativo/creativa con la ropa que ya tienes. Mezcla y combina de forma diferente e inesperada tu vestuario actual, ¡deja de comprar cosas que no necesitas!


EXPLORA tu propio armario, seguro que encuentras cosas interesantes.

61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo