• soynicodigital

Telas Sostenibles



Una forma de garantizar una compra más consciente es comprar prendas fabricadas de forma sostenible. Con el Fast Fashion produciendo a un ritmo muy acelerado para satisfacer la demanda, los fabricantes acaban recurriendo a materiales sintéticos vírgenes que son baratos y rápidos de producir.


Sin embargo, estos tejidos como poliéster, nylon o acrílico, tardan décadas o más en biodegradarse, y los textiles constituyen el 7,7% de los residuos sólidos municipales en los vertederos.


Los consumidores han mostrado gran acogida a las marcas de ropa sostenible, haciendo que la demanda en este mercado aumente. Estos suelen estar fabricados con materiales naturales o reciclados, con el objetivo de reducir los daños a través del proceso de producción, las propiedades de las fibras o el impacto medioambiental general. Cada vez más se buscan nuevas posibilidades para crear tejidos sostenibles y aquí te menciono los más destacados:



Fibra de bambú o cáñamo


Utilizar fibra de bambú y otros ejemplares como el cáñamo representan materias primas sostenibles que no impactan los ecosistemas debido a que no consumen grandes cantidades de agua ni representan daños al suelo. Además, no requieren de pesticidas y sus cultivos son duraderos.



Algodón Orgánico


El algodón ecológico se produce sin pesticidas tóxicos, fertilizantes sintéticos ni semillas modificadas genéticamente. Esto suele implicar un proceso de producción de tejidos gestionado de forma sostenible, aunque no siempre es un hecho sin las certificaciones o la transparencia adecuadas.



Reciclaje de materiales


El uso de materiales reciclados es otro de los métodos que más se han ido implementando de manera masiva por varias marcas, principalmente el PET, un tipo de plástico muy común en botellas de bebidas. Esta alternativa surge debido a la creciente y crítica problemática de acumulación de este elemento en los diversos ecosistemas naturales, principalmente el océano.



El uso de telas sostenibles es una de las propuestas más atractivas para hacer frente a la problemática medioambiental que representa la producción de prendas de vestir, motivo por el que cada vez más marcas se suman. Incluso, hay quienes surgen de este concepto y basan todo su modelo de producción en la sostenibilidad y equilibrio con la naturaleza.


Estos tejidos también pueden contribuir a la reducción de residuos, a la conservación del agua, a la disminución de las emisiones de carbono y a la regeneración del suelo, aunque, como ya se ha dicho, no hay ningún tejido que sea totalmente sostenible.



8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo